Oct 28

portadaellibrodoradodelosninospq

Hoy te escribo para contarte que el hermano de sangre de El Libro Rojo de las Niñas ya ha nacido.

Es un libro contracorriente. Un libro extraño. Un viaje de regreso a lo maravilloso que eres. Un libro que te invita a respetarte, a obedecerte y a ser tú mismo (algo que nadie suele decirnos nunca). Quizás te ayude a recordar lo maravillosamente vulnerable que eres y a sanar viejas heridas.

¿Un libro para los niños?

Quizás (como el de las Niñas) mejor es un libro para estar donde haya adultos que acompañen niños, porque así ellos no llegarán a necesitarlo.

¿Qué significa en esta sociedad la masculinidad o ser niño? Si eres un niño, o alguna vez lo fuiste, El Libro Dorado de los Niños contiene palabras e imágenes que te ayudarán a recordar lo poderoso que eres, pero poderoso de una forma diferente a la que quizás te hayan contado hasta ahora…

Francis Marín (el ilustrador) y yo estamos deseando recibir vuestras primeras impresiones…

¡Las primeras palabras y las primeras fotos…!

Desde hoy viernes 28 de octubre puedes encontrarlo en la web de la Editorial Ob Stare pero también en librerías como La Casa del Llibre (para España)

Y en un tiempo, como El Libro Rojo de las Niñas, también estará disponible para México, Argentina…

¡Gracias por acogerlo y disfrutarlo tanto como yo al hacerlo!

Pronto te estoy invitando a su presentación 🙂

Abrazos y Agradecimientos

Cristina Romero

 

Jul 9

Ayer fui a cortarme el pelo a una peluquería. Allí encontré a una mujer que no conocía.

 

La peluquera, que sí parecía conocerla desde hace tiempo, le preguntó cómo estaba y ella dijo: –Fatal– y los ojos se le nublaron.

 

La peluquera le dijo: – Define fatal…–

 

Y ella: –Ya no sé quien soy… Desde que tengo la menopausia estoy fatal física y psicológicamente…–

 

Entonces la peluquera le dijo: -Pero si eso de no tener la regla es muy bueno. Y tienes a los hijos ya mayores, un trabajo estable y bien pagado, te entiendes con tu marido… Anímate mujer, que no tienes motivos para estar así… –

 

Yo las escuchaba y apunto estuve de morderme la lengua. Pero estábamos tan cerca la una de la otra… Y quienes me conocéis sabéis que tengo una cierta impulsividad a la hora de expresarme…

 

– Si desde niñas nos hubiéramos podido escuchar, ahora, al llegar a esa etapa de la vida, sabríamos quienes somos. – dije…

 

La mujer, con lágrimas en los ojos, asintió… Y yo me lancé…

 

– Cuando a nuestro alrededor ya todo parece estar en su sitio, cuando al fin dejamos de luchar por las cosas… entonces nos damos cuenta -aterrorizadas- que algo no está bien. Es algo invisible. Y está en nosotras. Somos nosotras.

Tras toda una vida siendo “buenas”, al fin estamos hartas de serlo…

La menopausia es en nuestras vidas algo así como lo es la regla cada mes; que cuando llega todos nos dicen que estamos más malhumoradas, pero sólo es que hemos pasado el mes acallando muchas cosas, violentándonos a nosotras mismas, priorizando siempre a los demás (incluido el trabajo). Y llega un momento en el ciclo en el que las hormonas y la naturaleza al fin- nos empujan a ser más nosotras, a respetarnos al fin, a priorizarnos.

Así es la llegada de la menopausia en nuestras vidas. Llega para que dejemos de vivir vidas prestadas.

La mujer sabia que somos, puja por emerger. Nos dice: O eres tú misma o mueres.–

–Así me siento yo cada mañana cuando me despierto…– dijo la mujer.

– Nos sentimos morir y nadie nos acompaña. Esta sociedad teme a la muerte, sin asumir que morimos todos los días, todos los instantes.– dije. Y también le dije que quizás le ayudaría encontrarse con otras mujeres en un espacio seguro -libre de juicios- donde todas pudieran expresarse desde el corazón. No necesariamente me refiero a un grupo de mujeres en época de menopausia… Hablo de mujeres, sin más requisito.

Y que había libros y webs maravillosas donde podría encontrarse consigo misma.

 

Por eso te escribo…

 

¿Me ayudarías dándome títulos de libros o enlaces a webs que puedan acompañarla en su camino?

 

También me pregunto si existen Círculos de Mujeres en Barcelona ciudad…

 

Yo leeré todos los comentarios y te los llevaré a ti, mujer en camino de aprender a amarte.

 

Yo también soy tú misma, yo también vivo en un mundo que me da la espalda, que me empuja a ser otra que no soy yo. Y yo también me nutro del abrazo de otras mujeres y de sus palabras. Y con ellas remiendo mis heridas.

 

Gracias a todas.

 

Y gracias a ti, Mujer que ya no necesita reflejar la luna cada mes, pronto aprenderás que ya no lo necesitas porque siempre está en ti.

 

Abrazos

 

Cristina Romero