Jan 11
Los hijos nos traen el mapa

Muchos adultos piensan que los padres estamos aquí para sacar lo mejor de los hijos. Pero yo digo que los hijos vienen a INVITARNOS a sacar la mejor versión de nosotros mismos y que nuestra tarea consiste en PERMITIRLES a ellos sacar la suya…

 

Miro a mi hijo, me miro y sé que estamos juntos en este viaje para ayudarnos a poner en circulación lo mejor de ambos. Especialmente para que él me ayude a desempolvar mis viejos “yoes” oxidados. Esos con los que vine de niña y la sociedad me había hecho creer que estaban casi borrados de mi cuerpo.

 

Pero no, no lo están. Mi hijo me trae el gran mapa que seguir al estar aún tan conectado a su instinto y a su corazón.

Y yo, al acompañarle,  puedo ver por donde venía cuando me perdí siendo una niña.

 

Nadie como él para contarme lo que me perdí al perderme a mí misma…

 

Él sabe señalarme mejor que nadie todos mis interrogantes, mis incoherencias, mis miedos y mis absurdos. Lo hace para que los convierta en tierra fértil desde la que volver a nacer. Nueva, renovada. Con el corazón más expuesto.

 

Sí, porque andar por la Vida con el corazón acorazado parece muy seguro pero nos mantiene entre dormidos y muertos en vida.

 

Él está aquí, tan dentro de mi mundo… para poder derrumbar con más fuerza todos mis falsos castillos y contarme que en lo profundo solo eran prisiones.

 

Me insiste cuando yo ya quiero bajar los brazos, para contarme que la Vida siempre tiene humor para más cambios. Que la Vida son cambios que se entrelazan y se cosen formando un poso invisible (¡pero tan rico…!) en nosotros. Y que lo que de verdad importa es cómo los vivimos.

 

Desde el serio y ocupado mundo adulto nos hemos vuelto demasiado grises como para entender de colores.

 

…Pero él se acerca cuando me pierdo.

 

…Me cuenta bajito que necesita que le bañe AHORA con mi mirada. Y si no lo escucho me lo dice mucho más FUERTE.

 

A menudo los adultos nos enfadamos cuando eso ocurre.

 

Tan ocupados con nuestros propios objetivos, aún no hemos entendido de qué va el juego de ser padres…

 

Pero si mi hijo me pide presencia, atención, que le asista y le ayude con algo… nunca está haciéndolo para interrumpir mi paz. Lo está haciendo para que DE VERDAD la encontremos ambos.

 

Si mi hijo me pide mirada lo hace porque la necesita como el aire que respira, pero también para que YO recuerde que a mí me faltó esa mirada y que ES TIEMPO de dármela también. Pero paradójicamente ahora, la mirada que de verdad necesito, es la que puedo darme yo misma. Esa para la que nunca hay tiempo.

 

¡Cuanto nos cuesta a los adultos mirarnos con Amor GRANDE si nadie nos miró así primero!

 

Pero por suerte, la Vida es increíblemente sabia y tiene previstos nuevos caminos por los que llegar al AMOR: Los hijos pueden enseñarnos a amarnos incondicionalmente, porque ellos sí saben mirarnos así, con el corazón por delante. Como nos miran los demás animales o la Naturaleza. De esa manera oxidada que nosotros también podemos recuperar, si desaprendemos a mirarnos con tantos filtros.

 

Así que en presente TE MIRO hijo. Te veo, te acojo, te hago lugar en mí. Sin juzgarte. Entero… y te sonrío con mi pecho, mi cuerpo, mis manos y mi voz.

 

Y cuando estás lleno de mi mirada… Me ocupo de mí. ME MIRO. Me veo, me acojo, me hago un lugar en mí, me respiro, entera, sin juzgarme y me sonrío de pies a cabeza… con mis ojos, mis manos y mi voz… Mi piel, reseca de tanta ausencia de mi misma, pedía beber sorbos largos de contacto verdadero, habitado. Y se estremece y se eriza de placer.

 

Me escucho…

 

¿Qué más necesito?

 

Necesito romper mis miedos con un mortero. Hacerlos fino polvo con el ritmo de mis manos (extensiones de mi corazón) y transformarlos en medicina con la que curar mis heridas.

 

Necesito desilachar la gran bola de mis pensamientos negativos y convertirlos en una madeja con la que tejer una manta suave con la que cubrir mi cuerpo cansado con calor y paciencia, creando una cueva oscura desde la que restaurar mi energía.

 

Y mientras tomo mi mortero me sonrío pensando en todas las otras mujeres y todos los otros hombres, madres y padres, que van a venirse conmigo a caminar el mismo viaje.

 

Os siento cerca. Y mi corazón da un vuelco al empezar a sintonizarse con los vuestros.

 

Empezamos pronto. El primer encuentro está tan cerca…

¡Abrazos!

Cristina Romero

 

¡Enamórate de ti!
Dec 29

Un trozo de cielo :)

Déjame que te cuente hoy un poco de mi historia…

Como muchas otras niñas y niños tuve una infancia ligada a la idea de que algo no estaba bien en mí.

Ni por fuera ni por dentro.

Lo leía en los adultos que me rodeaban y con los que crecí.

De niños hacemos nuestras las miradas de los adultos: Aprendemos a vernos con sus ojos y a hablarnos con sus palabras.

Aún así encontré una pequeña isla de afecto sin condiciones, un pequeño cielo… porque, al mirarme en los ojos de mi madre y de mis cuatro abuelos, sí que podía sentir que todo volvía a estar bien, en calma, en casa. Sus corazones me contaban bajito que aunque los demás no supieran verlo todo estaba bien en mi.

Yo no supe verlo entero hasta mucho más adelante… Lo leí en los niños que acompañé siendo maestra de educación especial en la escuela pública.

Quise ser maestra de educación especial movida seguramente por ese afán de encontrar otra manera diferente de acompañar a la infancia. Aunque para mi desconcierto, en la Universidad no encontré nada de lo que andaba buscando.

Pero pronto llegaron los niños, sin más.

Los niños son el regalo más grande (que yo conozco) para los adultos que quieren aprender a amarse a sí mismos.

Y no es que yo andara buscando eso junto a ellos, pero fue que lo encontré.

Y no porque los niños rellenen nada de los adultos que les acompañan, sino porque ellos muestran el camino por el que íbamos cuando nos perdimos.

Mi corazón supo hablar de nuevo junto a ellos, libre de la confusión de esta loca sociedad.

Luego fue que mis tres hijos vinieron a recordármelo desde dentro y después por fuera.

Nada está mal en ellos ni en mí.

Tampoco hay nada que sobre, ni que falte, ni pendiente… dentro de ti.

Es mi deseo recordártelo durante los próximos 6 meses para que luego te lo recuerdes el resto de los días.

Así que si te resuena mi propuesta, te espero, en 2017 caminaremos juntas.

Es mi intención acompañarte con los regalos que me trajo la educación libre… Y que puedas vivir algo parecido a la oportunidad de reconocerse que da a cada niño la Escuela Libre.

Porque siento que todos los niños merecen la libertad de crearse en amor a sí mismos, pero los adultos también.
¿Te espero?

Será un Ciclo de 6 Talleres…

En el primer encuentro conectaremos con el origen y la razón de nuestro desafecto para poder empatizar con nosotras y entendernos mejor:

1 TALLER: COMPRENDO EL ORIGEN DEL DESAMOR PROPIO. La familia patriarcal, la culpa y la mentira del amor romántico.

En la segunda sesión veremos cómo esa baja autoestima afecta a nuestra relación con los hijos y a nuestros hijos. Y nos centraremos en claves que nos sirvan para reparar nuestros vínculos.

2 TALLER: CUIDO DE ESE ESPEJO QUE ES MI HIJO. El arte de estar abierta a aprender a su lado y de dar lo que no recibimos.

La tercera sesión trataremos nuestra autoimagen, física y emocional. Aprenderemos a liberarnos al mirarnos desde el corazón.

3 TALLER: APRENDO A MIRARME CON AMOR. Cómo quererme si soy en realidad tan imperfecta…

Gracias a la cuarta sesión nos dedicaremos a escuchar quienes hemos venido a ser.

4 TALLER: DESCUBRO QUIÉN SOY SIN MIEDO Y SIN MÁSCARAS. Cómo ser auténticamente yo misma…

En la quinta sesión nos desharemos de los nudos que nos atan al dolor y al sufrimiento… ¡Vinimos a vivir desde el placer! (de niñas ya lo sabíamos pero nos obligaron a dejarlo hasta ahora!)

5 TALLER: CAMBIO EL SUFRIMIENTO POR EL PLACER. Desaprendizaje físico, mental, emocional y recableado cerebral.

Y por último abriremos de nuevo la caja de nuestro potencial creativo, para liberarla y vivirnos desde la pasión……

6 TALLER: RESCATO MI CREATIVIDAD. Y recupero la fortaleza y la vitalidad perdidas…

Puedes vivir la experiencia de forma on-line o presencialmente desde Barcelona y Premià de Mar. Y puedes pagar los 50 euros de cada encuentro antes de cada sesión.

Para cualquier otra duda… Te espero al otro lado desde cristinaromeroinfo@gmail.com

Y también aprovecho para desearte una muy muy feliz entrada de año nuevo 2017!

Abrazos cálidos

Cristina Romero

Dec 17

indonesia-2-730x486

Me preocupa de este mundo que no esté pensado para la infancia. Ni para las madres, ni para la vejez, ni para las personas que dejamos al margen por condiciones físicas, económicas o mentales diferentes, ni para el resto de animales.

Me preocupa que sigamos aceptando una sociedad violenta que beneficia a sólo unos cuantos y que introduce esa semilla de la violencia cada vez que nace un nuevo bebé y él y su madre son separados por protocolos y leyes, primero en el hospital y más tarde en la escuela.

Me preocupa que apoyemos y normalicemos una sociedad que nos desconecta de nosotros mismos toda una vida y nos la roba a cambio de falsas promesas futuras: ya serás feliz cuando tengas ese juguete, cuando seas mayor, cuando tengas más likes, cuando tengas una carrera, cuando tengas un máster, cuando sepas idiomas, cuando encuentres un trabajo, cuando tengas un coche, cuando tengas hijos, cuando encuentres un mejor trabajo, cuando llegue el fin de semana, cuando lleguen las vacaciones, cuando te jubiles…

Esclavos desconectados, ayudando a hacer girar un sistema que no nos sirve… que a su vez introducen tempranamente a sus propios hijos para que sirvan a ese mismo sistema.

Pero no me agobian solamente las horas que pasan pegados al ordenador, que también, creando surcos neuronales basados en recompensas, castigos, individualismo y adicción… Enganchados por falta de mejores ofertas que favorezcan el juego y la conexión reales… Me preocupa que las escuelas no están pensadas en ser habitadas por niños, ni las calles, ni las plazas, ni los parques. Aunque todos piensen que sí.

Las casas y las escuelas muy raramente son lugares para ser verdaderamente habitados y compartidos entre adultos y niños. Lugares donde cada uno pueda expresarse creativamente, donde vivir el presente apasionados.

La escuela -tal y como la conocemos- nació para adiestrar niños para este gran circo. Para parecer que son ellos los que están mal en un mundo enfermo.

Pero los niños son los más cuerdos en este mundo loco.

Y sí, siempre nos quedará volver a la Naturaleza, descalzarnos todos con humildad y reconocer que necesitamos cambiar muchas cosas aún para estar a la altura de esos árboles, esos diminutos animales y esos niños, que no tienen en sus manos la capacidad de tomar grandes
decisiones por un mundo mejor.

Cristina Romero

Dec 13

¡Hola!

Aquí te traigo el cartel del Ciclo de Talleres “ENAMÓRATE DE TI” y te animo a escribirme contándome todas tus dudas.

Falta un mes y estoy preparando emocionada todas las sorpresas que te esperan…

Todavía quedan plazas disponibles para las tres opciones (vernos en Barcelona, vernos en Premià de Mar o vernos on-line desde cualquier parte del mundo!!)

¡Abrazos!

Cristna Romero

¡Enamórate de ti!

Nov 25

Quieres que tus hijos crezcan con una gran autoestima y sabes lo importante que es amarte sin condiciones tú primero.

Es tiempo de desaprender tantas ideas que no nos ayudan a ser felices…

Tiempo de liberarnos de todo lo que no somos para descubrir y construir quienes queremos ser…

Y aquí te traigo con alegría mi nueva propuesta!

Un CICLO DE TALLERES DE AUTOESTIMA PARA MADRES Y PADRES y toda persona que trabaje con niños.

Porque el mejor regalo para tus hijos es ser ejemplo de alguien que se ama con sus luces y sus sombras…

COMPRENDO EL ORIGEN DEL DESAMOR PROPIO. La familia patriarcal, la culpa y la mentira del amor romántico.
CUIDO DE ESE ESPEJO QUE ES MI HIJO. El arte de estar abierta a aprender a su lado y de dar lo que no recibimos.
APRENDO A MIRARME CON AMOR. Cómo quererme si soy en realidad tan imperfecta…
DESCUBRO QUIÉN SOY SIN MIEDO Y SIN MÁSCARAS. Cómo ser auténticamente yo misma…
CAMBIO EL SUFRIMIENTO POR EL PLACER.  Desaprendizaje físico, mental, emocional y recableado cerebral.
RESCATO MI CREATIVIDAD. Y recupero la fortaleza y la vitalidad perdidas…

 

Una misma propuesta en tres modalidades:

Opción 1: Un sábado por la mañana al mes en un grupo de unas 15 personas en Barcelona (junto metro Navas)

14 de  Enero –  4 de febrero –  4 de marzo – 1 de abril –  6 de mayo – 3 de junio

Opción 2: Un sábado por la mañana al mes en un grupo de unas 15 personas en Premià de Mar

21 de  Enero –  11 de febrero –  11 de marzo – 22 de abril – 13 de mayo – 10 de junio

Opción 3: Un sábado por la tarde (hora española) al mes online desde tu casa

28 de  Enero –  18 de febrero – 18 de marzo – 29 de abril –  20 de mayo – 17 de junio

 

Precio del ciclo completo de 6 talleres (presencial u online): 300 euros a ingresar para reserva de plaza

Para más información no dudes en escribirme a: cristinaromeroinfo@gmail.com

¡Será un placer compartir esta experiencia contigo!

Abrazos

Cristina Romero

 

Oct 28

portadaellibrodoradodelosninospq

Hoy te escribo para contarte que el hermano de sangre de El Libro Rojo de las Niñas ya ha nacido.

Es un libro contracorriente. Un libro extraño. Un viaje de regreso a lo maravilloso que eres. Un libro que te invita a respetarte, a obedecerte y a ser tú mismo (algo que nadie suele decirnos nunca). Quizás te ayude a recordar lo maravillosamente vulnerable que eres y a sanar viejas heridas.

¿Un libro para los niños?

Quizás (como el de las Niñas) mejor es un libro para estar donde haya adultos que acompañen niños, porque así ellos no llegarán a necesitarlo.

¿Qué significa en esta sociedad la masculinidad o ser niño? Si eres un niño, o alguna vez lo fuiste, El Libro Dorado de los Niños contiene palabras e imágenes que te ayudarán a recordar lo poderoso que eres, pero poderoso de una forma diferente a la que quizás te hayan contado hasta ahora…

Francis Marín (el ilustrador) y yo estamos deseando recibir vuestras primeras impresiones…

¡Las primeras palabras y las primeras fotos…!

Desde hoy viernes 28 de octubre puedes encontrarlo en la web de la Editorial Ob Stare pero también en librerías como La Casa del Llibre (para España)

Y en un tiempo, como El Libro Rojo de las Niñas, también estará disponible para México, Argentina…

¡Gracias por acogerlo y disfrutarlo tanto como yo al hacerlo!

Pronto te estoy invitando a su presentación 🙂

Abrazos y Agradecimientos

Cristina Romero

 

Jul 9

Ayer fui a cortarme el pelo a una peluquería. Allí encontré a una mujer que no conocía.

 

La peluquera, que sí parecía conocerla desde hace tiempo, le preguntó cómo estaba y ella dijo: –Fatal– y los ojos se le nublaron.

 

La peluquera le dijo: – Define fatal…–

 

Y ella: –Ya no sé quien soy… Desde que tengo la menopausia estoy fatal física y psicológicamente…–

 

Entonces la peluquera le dijo: -Pero si eso de no tener la regla es muy bueno. Y tienes a los hijos ya mayores, un trabajo estable y bien pagado, te entiendes con tu marido… Anímate mujer, que no tienes motivos para estar así… –

 

Yo las escuchaba y apunto estuve de morderme la lengua. Pero estábamos tan cerca la una de la otra… Y quienes me conocéis sabéis que tengo una cierta impulsividad a la hora de expresarme…

 

– Si desde niñas nos hubiéramos podido escuchar, ahora, al llegar a esa etapa de la vida, sabríamos quienes somos. – dije…

 

La mujer, con lágrimas en los ojos, asintió… Y yo me lancé…

 

– Cuando a nuestro alrededor ya todo parece estar en su sitio, cuando al fin dejamos de luchar por las cosas… entonces nos damos cuenta -aterrorizadas- que algo no está bien. Es algo invisible. Y está en nosotras. Somos nosotras.

Tras toda una vida siendo “buenas”, al fin estamos hartas de serlo…

La menopausia es en nuestras vidas algo así como lo es la regla cada mes; que cuando llega todos nos dicen que estamos más malhumoradas, pero sólo es que hemos pasado el mes acallando muchas cosas, violentándonos a nosotras mismas, priorizando siempre a los demás (incluido el trabajo). Y llega un momento en el ciclo en el que las hormonas y la naturaleza al fin- nos empujan a ser más nosotras, a respetarnos al fin, a priorizarnos.

Así es la llegada de la menopausia en nuestras vidas. Llega para que dejemos de vivir vidas prestadas.

La mujer sabia que somos, puja por emerger. Nos dice: O eres tú misma o mueres.–

–Así me siento yo cada mañana cuando me despierto…– dijo la mujer.

– Nos sentimos morir y nadie nos acompaña. Esta sociedad teme a la muerte, sin asumir que morimos todos los días, todos los instantes.– dije. Y también le dije que quizás le ayudaría encontrarse con otras mujeres en un espacio seguro -libre de juicios- donde todas pudieran expresarse desde el corazón. No necesariamente me refiero a un grupo de mujeres en época de menopausia… Hablo de mujeres, sin más requisito.

Y que había libros y webs maravillosas donde podría encontrarse consigo misma.

 

Por eso te escribo…

 

¿Me ayudarías dándome títulos de libros o enlaces a webs que puedan acompañarla en su camino?

 

También me pregunto si existen Círculos de Mujeres en Barcelona ciudad…

 

Yo leeré todos los comentarios y te los llevaré a ti, mujer en camino de aprender a amarte.

 

Yo también soy tú misma, yo también vivo en un mundo que me da la espalda, que me empuja a ser otra que no soy yo. Y yo también me nutro del abrazo de otras mujeres y de sus palabras. Y con ellas remiendo mis heridas.

 

Gracias a todas.

 

Y gracias a ti, Mujer que ya no necesita reflejar la luna cada mes, pronto aprenderás que ya no lo necesitas porque siempre está en ti.

 

Abrazos

 

Cristina Romero

Jan 21

Muy buenas!

 

Y llegó el día del sorteo…

 

Ya tenemos los tres nombres ganadores! Salieron los números 4, 8 y 58!!

 

Maite Ona, Mariló y Gabriela Rodríguez recibiréis en casa el precioso cuento Litros y litros de amor (Editorial Ob Stare)

 

Muchísimas gracias a todas las personas que habéis participado…

 

Nos encontramos entre sus páginas, sus frases y sus hermosas ilustraciones 😉

 

Abrazos

 

Cristina Romero

Jan 13

 

Te escribo para contarte que el cuento infantil llamado “Litros y litros de amor”, ganador V Concurso de Cuentos Infantiles “Lactancia y Crianza” organizado por la Federación Catalana de Grupos de Apoyo a la Lactancia Materna, ya está disponible en la web de la Editorial Ob Stare (lo puedes ver AQUÍ)

 

Es un cuentito sobre crianza que escribí con unos textos que deseo sean de esos que los niños nos piden leamos una y otra vez. Está escrito con cierta musicalidad en las frases. Como si fuese una especie de juego o cantinela…

 

Y como no podía ser de otra manera, habla a los niños del parto, la lactancia y una crianza respetuosa.

 

Pero lo mejor, lo más mágico de todo… son las ilustraciones de Francis Marín. Esas son tan bonitas que dan ganas de mirarlas y remirarlas una y otra vez…

 

Quizás ya conociste las ilustraciones que hicimos para El Libro Rojo de las Niñas, pero verás que en este caso ha usado el color y la Luz de una forma que te atrapa y te deja embobada…

 

Quiero contarte además que en el proceso de creación pasó una cosa que me hizo darme cuenta -una vez más- que las ilustraciones tienen su fuerza y su importancia más allá de lo que yo decida… De entre todas las ilustraciones que Francis me presentó, yo descarté una.

 

Es una imagen de una niña sonriendo, sentada sobre una nube, vestida con una especie de camisón largo.

 

La vi e inmediatamente sentí un rechazo, casi visceral.

 

Le escribí y le dije que esa niña no me gustaba. Que parecía una “niña buena” que buscaba contentar a los demás, una niña reprimida por esta sociedad patriarcal y autoritaria.

 

Le dije que yo quiero mostrar niñas fuertes, en la tierra, desnudas o al menos sin taparse hasta los tobillos…

 

Francis, sabiendo que ahí había algo mío. Algo que esa ilustración me movía en lo más profundo… Me dijo que ok, que descartábamos esa ilustración y la substituimos por otra.

 

Pero entonces, cuando el libro estaba ya a punto de ser impreso… Eva Darias, de la Editorial Ob Stare, le llamó y le dijo que por necesitaba aún otra ilustración o bien poníamos el fondo de nubes que acompaña al libro.

 

Francis me llamó y me dijo: -No te lo creerás pero en el último momento necesitamos añadir otra imagen al final del cuento… Y ya sabes cual es la que tenemos ya dibujada…-

 

  • Nooooo- Le dije incrédula…

 

  • Si – Se medio rió al otro lado.

 

  • Mándamela otra vez y déjame que la vuelva a mirar con otros ojos…- le dije.

 

Y entonces la vi. Me vi. Era yo. Esa imagen era yo de niña… Y no quería mirarme. Pero esa niña -que habita en muchas de nosotras- necesita que la miremos y la integremos y la unamos a las imágenes que queremos mostrarle a nuestras hijas… Porque esa imagen forma parte de nosotras y necesita estar en la Luz, cuidada, escuchada, comprendida, Amada y honrada… Si queremos ser mujeres y madres poderosas.

 

Es desde esa niña “buena” que yo veía más en las nubes que en la Tierra que cuentos como este hoy son posibles.

Gracias. Gracias a Francis, a Eva, a todo el Jurado del Concurso de Fedecata y especialmente a Eulàlia Torras y Ermengol, Gracias a Aida, a Sira, a Eva (que con vuestros comentarios del primer boceto del cuento lo hicisteis crecer), Gracias a esa niña que un día fui y como dice el cuento:

 

Gracias a mi padre y a mi madre que pase lo que pase, me guarda un gran lugar en su corazón.

 

Y claro, para acabar estas palabras, quiero celebrar la llegada de este libro con un sorteo: Si quieres que este libro forme parte de tu biblioteca familiar, tan solo déjame aquí abajo un comentario diciendo que quieres un ejemplar y (si te apetece) me cuentas el motivo. Tienes de tiempo una semana, que creo que es el tiempo que tardaré en tener los ejemplares en casa para podértelos enviar a la tuya.

 

Puedes participar desde cualquier lugar del mundo. Y el próximo miércoles 20 de Enero será el último día. Sortearé 3 ejemplares. A cada comentario le daré un número público* y luego un niño sacará tres números ( o quizás cada uno de mis hijos sacará uno 🙂

 

¿Te apetece participar y que Litros y litros de Amor llegue a tu biblioteca familiar?

 

¡Gracias!

 

Cristina Romero

* Aquí va el recuento y la asignación de números a día 21 de enero (Gracias a tod@s por participar y por vuestros comentarios!!!)

  1. Pilar pilpalmer@
  2. Edu enquietud@
  3. Angela anxelaer@
  4. Maite maiteona@
  5. Irene trigaregare@
  6. Glòria Sans gloria@
  7. Nayra Alenda nayraalenda@
  8. Mariló
  9. Marta Arteaga
  10. Neus neus.estrada@
  11. Soraya smdigon1980@
  12. Sarah sarube82@
  13. Cristina hernandez90cristina@
  14. Silvia Rozalén sil_rozalen@
  15. Marta marta_xanadoo@
  16. Judit juditub@
  17. Montserrat fernandez montserratfernandezsiscartmon17.estel@
  18. Maria Isabel mariaisabelcmc@
  19. Anna Amer annaamer5@
  20. Begoña bego.carracelas.millan@
  21. Silvina silvinam_82@
  22. Carmen González carmengf86@
  23. Sonia sonicya@
  24. Nuria nuriauk@
  25. Rosario rosariofcea@
  26. Anca edelrezi@
  27. Virginia G vir_gomezgarcia@
  28. Gabriela maneligabriela@
  29. Maria Rendo mariarendolopez@
  30. Veronica verobelchi1996@
  31. María Jesús mjalegre@
  32. Mónica miss_breathless@
  33. Ana anavuela@
  34. Eva Alfonso eva@
  35. Elena ediazbe@
  36. Pamela midpameara@
  37. Susana Osete susana_naiara@
  38. María José Navarro García misifrusa@
  39. Noelia soy_nab@
  40. Toñi tocuemar79@
  41. Paola Candia paolacoleccion@
  42. Catherine fernandezcathe@
  43. Paola Torres paotocba2009@
  44. Tamara tagargo@
  45. Leticia letidegroote@
  46. Sergio suskli@
  47. Ana Puentes anuskpl@
  48. Lara lporver@
  49. Ingrid ipiacuna@
  50. Marcel.la  marcel_la81@
  51. Soraya Diaz diacanso@
  52. Aran Punto okotowari11@
  53. María Fernanda maria.fernanda.arana@
  54. María mariansis@
  55. Elena Martínez  elenaarc@
  56. Zior ziortzasantisteban@
  57. Rossana Oyarzun santkaur@
  58. Gabriela Rodríguez gabbii.ro@
  59. Neus Ortí neusort@
  60. Vane cabafe20@
  61. Irma imanya3@
  62. Bea  bearbelo@
  63. Nuria nuriaferrol@
  64. Sara saradelcoso@
  65. Miriam micamtor1@
  66. Carolina Gomez  carogoga@
  67. Vanesa Burguillo vbm9@
  68. Mar Ortiz uraniana@
  69. Sandra Barbera  sa.ba.ru@
  70. Susana  susana.mailing@
  71. Montserrat  info@
  72. Marta Sánchez nickyfloat@
  73. Esther Cerro marblau29@
  74. Elisa Rodríguez elialmeria@
  75. Lina Caicedo lina.caicedo.o@
  76. Anna anna.virgili@
  77. María estrellasenlamayuru@
  78. Alicia alicia@
  79. Natalia natalia.perez.s@
  80. Merisa merisa.merino@
  81. Carmen Rodrigues  carmen_v_rodrigues@
  82. Andrea andybic@
  83. Angélica Lopetrone dolcedisegno.ar@
  84. Lunalunera lunalunera_78@
  85. Diana diavilamartinez@
  86. Roser Olle roser_odelgado@
  87. Fernanda mfvanni@
  88. marina navio_a@
  89. eugenia eugenia.borboleta@
  90. Mar martarrela@
  91. Isabel  isacalella@
  92. Sandra  orestesnegrin
  93. Pamela  mpnemescheij@
  94. Teresa  teresa.sanjurjo24@
  95. Isabel  betsy302008@
  96. Romina  naranjoleta@
  97. Silvia silviacenteno@
  98. Maria  maria1make@
  99. Carla   hola@
  100. Lorena  loreferoy@
  101. Antonella  totipaolini@
  102. Marita Pereira  maritamadel@
  103. Silvana  silva@
  104. Guadalupe  guadadb@
  105. Maria Chanquet  marianachanquet@
  106. mamen moreno  mcmorenogayoso@
  107. Marian marivanjonepilo@
  108. fernanda fergarcia79@
  109. Laura Melguizo laura.melguizobermejo@
  110. Iris irucae@
  111. Ysabel Menéndez  ysabelmenendez@
  112. Mar mar.f.burzon@
  113. raquel raquel_delirio@
  114. Tania tamoes10@
  115. Maeba maeba@
  116. Beatriz Perez delfinmaya@
  117. Dácil Díaz dacil_tdl@
  118. Alicia D Diéguez alidomdie@
  119. Carolina Pérez  spachifli@
  120. Laura liandra81@
  121. Nora Pellicer  nora.pellicer@
  122. Sira siravegas@
  123. Gemma gsanchezf@
  124. Patricia educatbio@
  125. Lena Bu lenabumusica@
  126. Natalia nataliagraton@
  127. Imma in_da_es@
  128. Ana Alday ana1611@
  129. Cristina krix_txitxarro@
  130. Africa apdformacion@
  131. Virginia  virginiafotosnatacion@
  132. Eva María evayluna@
  133. Leonor  leonorgross@
  134. Cristina Fe r cristinaferla27@
  135. Sonia Ballano  lactarinconada@
  136. Rocio D rdomenecho@
  137. Inma idelgadom@
  138. Xisca  xisca_oliver_bosch@
  139. Paloma palomagmoreno@
  140. Caroll scarlet motu_mahina@
  141. Elisa Rodriguez elialmeria@
  142. eli l.M eli.piesdescalzos@
  143. cuerpografia kaso33@
  144. Meritxell Giralt txell7@
  145. Yolanda Ch ychamarro@
  146. Yolanda Cuadrado yolidos@
  147. Liliam Gómez  ishumaa@
  148. Catalina Llull catalina.llull.perello@
  149. Ana anatresaco@
  150. Marcela Bernal  mate_bernal@
  151. blacktremor@
  152. Maria Emilia Campana campanamariaemilia@
  153. Carmen Maria Calderón   carmenmariacal@
  154. Noemi Carina noemicarinagalarza@
  155. Paqui Romero paquirh@
  156. Sònia Moreno ivaxfo@
  157. Lina  Linapvaldes@
  158. Evangelina evadarder@
  159. Maria Rapha mariarapha@
  160. Manuela Gil  manuelagil@
  161. Olga  olguikitda@
  162. Beatriz  bdcsuarez@
  163. Isabel  isacupal@
  164. Flor Rodríguez  flopinaro1@
  165. Tere  liberteresa@
  166. Adriana Miguel  mildre26@
  167. Angela Claus  angelacc86@
  168. Catuxa cela  catuxacela@
  169. Sara Garcia  acratart@
  170. Pamela  lalobablanca@
  171. Laura   laulau.ln@
  172. Eva  evitacb@
  173. Cristina  Cristina@
  174. Ximena  advancedspir@
  175. Verna   vernuskoni@
  176. Iso isolina.martin@
  177. Adry   adrinapolic@
  178. Lisette  lisettedg29@
  179. Oceania  Oceania_1980@
  180. Cruz Lozano  altayclara@
  181. Mar  Soclamarsalada@
  182. Nadia  n_c.s@
  183. Davinia  davinia.dag@
  184. Rebeca Recuero  rebechina@
  185. Sonia Moreno   sonmorenop@
  186. Ana Herreras  anaherreras@
  187. Teresa Arias  creciendoconcuentos@
  188. Ruth Cañadas  info@
  189. Alba  fluyendoalba@
  190. Leonor Zapata  Leonorzapatamedina@
  191. Rocío  rocio.rico@
  192. Monica Ortiz  nimosalem@
  193. Karin Meier Cácharro fb
  194. Nuril Llobregat fb
  195. Paula de la Rosa  fb
  196. Soledad Etchemendy fb
  197. Jadranka Napolich fb
  198. Charito Alonso fb
  199. Ucelay Rubi fb
  200. Imma Subirana fb
  201. Eva Pujol fb
  202. Noemi QP fb
  203. Irene Callejo Gomez fb
  204. Marcela Dominoni  fb
  205. Bea Escalas fb
  206. Gema Martinez fb
  207. Valeria Garrido  fb
  208. Núria de Calella
  209. Sarita Gibrán fb
  210. Carlota Ninyacolorita
  211. Sònia Sanglas  fb
  212. Vane DI fb
  213. Violeta Piruleta
  214. Pepi Planas fb
  215. Mariona Gusó fb
  216. María Eugenia Carmona  fb
  217. Gemma Llorensí  fb
  218. Eva García  fb
  219. Marta Ramos  fb
  220. Mayte Olmo  fb
  221. Susana Perez Diaz  fb
  222. Clotilde Mgorriti  fb
  223. Sònia Pérez Petitpierre  fb
  224. Rosa Blanco Sarrión fb
  225. Ruth Cañadas Cuadrado  fb
  226. Sol Muñoz  fb
  227. Susi Sánchez  fb
  228. Tania Duarte fb
  229. Valeria Gugliara  fb
  230. Clara Fernández López fb
  231. Sandra Marsol  fb
  232. Raquel Jaime  fb
  233. Susana Vañó  fb
  234. Raquel Olguin  fb
  235. Mireia Ferrer Galindo  fb
  236. Laura Lorenzo  laura_lorenva@
  237. Miriam Moya  elguantenegro@
  238. elvira zamora  elviraz2012@
  239. Andres   amartin_bcn@
  240. Alga Mur  algamur.2@
  241. Petra Khol  fb
  242. Marta LaAnjana  fb
  243. Pepita Lara  fb
  244. Celeste Vaiana  fb
  245. Carolina Jiménez Yuste  fb
  246. Lucia Castillo  fb
  247. Noelia Albiñana  fb
  248. Raquel MorBra  fb
  249. Marta Cecilia Trigreros García  fb
  250. Judith Martín López  fb
  251. Elvira Zamora Cócera  fb
  252. Steegmans Ellen  fb
  253. Yasmina Domínguez Lopez  fb
  254. Cris Trias  fb
  255. Marisa Diaz  fb
  256. Martina  mmangri@
  257. Noemí Muñoz Pandlella  fb
  258. Mónica Míguez  fb
  259. Ainhoa Fernández  fb
  260. Flor Mimamamecose  fb

 

 

 

 

 

 

Jan 3

Estamos sometiendo a los niños en una especie de sistema desvitalizante, que atrofia las cualidades verdaderas de que ya disponen, como la curiosidad o la propia capacidad para autorregularse.

Se desconfía de la sabiduría de los niños, como si por necesitarnos en su acompañamiento, tuviéramos que dirigirlos…

Vale, no son como otras especies animales que llegan a este mundo y son independientes, pero tampoco entendamos por ello que no saben, sobretodo que no saben sobre sí mismos y sobre lo que necesitan para estar bien.

Los niños, los bebés, son sabios.

A menudo tratamos de impedir que los bebés de esta sociedad se lleven a la boca nada natural.

Sus primeros contactos y experiencias sensoriales con el mundo se las da el “confiable” plástico. Rodeamos a nuestras crías con mordedores y chupetes sintéticos… Libres de todo peligro, pero a su vez tan pobres de información sensorial…

Sus bocas preparadas para recibir compleja información, de texturas y sabores, se queda limitada y desconectada. No les dejamos cerca una concha marina, una piedra de cantos redondeados, un trozo de la corteza de roble… A veces ni si quiera una pieza entera de fruta… Por miedo a que estos objetos estén sucios o puedan ser peligrosos…

Pero podríamos simplemente pasarlos por agua y permanecer a su lado, atentos a la nutritiva experiencia.

Tampoco les permitimos el contacto directo con la tierra… Nuestros bebés crecen “protegidos de gérmenes y suciedad” en cunas parque, alfombras y mantitas. Así, sin poder llenarse la boca y las manos de los regalos de la madre tierra, crecen aislados y con la falsa creencia de separación de la Naturaleza.

Y conforme pasan los años tampoco tienen muchas más oportunidades de contacto directo con ella… Las Escuelas cada vez están más rodeadas por cemento y alquitrán, que evita “engorrosos” charcos y “peligrosos” hoyos en los patios. Además los patios tienen “poco valor educativo” para los adultos, que programan y dirigen lo que creen que necesitan los niños…

Y qué decir de los modernos y asépticos parques que usan gravilla o una especie de pavimento blando, donde apenas cabe algún débil árbol…

“Estoy luchando con los alcaldes para que abandonen esa costumbre de construir parques para niños con columpios y toboganes. Los niños necesitan espacios donde, dentro de un clima de control social, ellos puedan hacen lo que quieran: pisar el césped, subirse a los árboles y jugar con las lagartijas.” Francesco Tonucci

Cemento y alquitrán y unos zapatos (bien protegidos con suela artificial) separan a los niños de la increíble e invisible vida que habita bajo ellos.

Pareciera que no interesa que se desarrolle la vida en los espacios destinados y preservados a la infancia…

Hay miedo. Lo vivo o “natural” nos preocupa. Por eso rodeamos de pesticidas “contra bichos” a hermosas criaturas diminutas y alejamos de los niños todo animal que no esté vacunado.

Pero sin embargo pretendemos enseñarles a los niños a respetar su entorno, a la Naturaleza que les envuelve, fuera y dentro de sí mismos…

Programamos que lo hagan desde nuestros centros escolares, desde un libro, el ordenador… o quizás desde una excursión a la granja o a un zoo.

Creemos que con eso es suficiente. Nos parece normal que pasen la mayor parte de la infancia entre espacios artificiales como la escuela, el parque y la tele.

Pero así no le espera a la Tierra un gran futuro…

¿Acaso no dicen que el roce hace el cariño?

Tan poco roce y poco contacto tienen con la Naturaleza, que pareciera un pariente lejano al que visitamos de vez en cuando…

Para nuestros niños no existe experiencia de admiración en propia piel, amando maravillados la vida que vibra en sus manos, con profundo respeto por lo que la Tierra regala y da.

La Madre Tierra necesita que nuestros niños la amen. Pero no obligados.

Los niños amarán la Madre Tierra y no permitirán que nadie abuse de ella… Pero primero necesitan “mancharse” de tierra negra y húmeda de bosque, de tierra roja junto al río… ¡Y no solo de arena en la playa! Necesitan trepar a los árboles y sentirse en casa sobre ellos.

También parecemos haber olvidado que la Naturaleza –y su sabiduría- está también dentro de nosotros, en el cuerpo humano (Ese que necesita sol, tierra, aire y agua más allá de la playa y la piscina)

Cuantas veces los adultos –sin darnos cuenta- nos encargamos de que los niños desconecten de sus cuerpos y dejen de guiarse por sus necesidades…

La feliz lactancia materna a demanda, donde el bebé sabía lo que necesitaba y nosotras sus madres confiábamos en sus señales, da paso a la comida sólida y a veces nuestra confianza se transforma en una lucha y una desconfianza en el niño y su capacidad para indicarnos lo que necesita…

Como si de leche materna fuera especialista, pero luego perdiese toda sabiduría.

Lo mismo nos pasa con la auto regulación térmica. Cuántas veces les abrigamos forzadamente, con la calefacción puesta, antes de bajar a la calle o invasivamente les quitamos la ropa a nuestro criterio. Sin esperar a que ellos tomen consciencia de lo que necesitan…

No respetamos, ni esperamos sus decisiones y sus ensayos. Nos anticipamos y les negamos conectar con su propia autorregulación…

También nos encargamos de que vayan en contra de sus biorritmos para dormir o simplemente descansar.

Esta sociedad tiene niños con cuerpos que son poco escuchados. Por los adultos que los acompañan y por ellos mismos…

Y así de desconectados de nuestra propia Naturaleza, pretendemos respetar la que nos rodea…

Hay adultos que llegados a este punto pueden decirme que sus hijos o sus alumnos no saben lo que necesitan si ellos no se lo indican.

Es cierto, existen “los niños perdidos”. Y son muchísimos en nuestra sociedad… Niños que han vivido toda una vida tan dirigida y controlada desde “a fuera”, que a estas alturas de sus vidas, sin indicaciones ajenas, no saben lo que necesitan y se encuentran, por ejemplo, abrigados cuando tienen calor.

Desconectados de si mismos, sumisos, aburridos sin saber a qué jugar, con la mirada puesta en el otro…

Capaces de enfriarse si no les pones la chaqueta o se la quitas…

De caerse en lugares que suponen un pequeño reto motriz…

Pues no han tomado nunca la responsabilidad de sus vidas ni de sus cuerpos…

Pero es tarea del adulto que les acompaña CONFIAR en ellos y CONFIARLES esa autorregulación.

Pues cada niño, desde la responsabilidad por su propio proceso, toma consciencia de lo que a él le fortalece o le debilita en cada momento.

Y es un proceso en continua transformación, no finito. Del mismo modo que vemos que va creciendo físicamente, así lo hace internamente también.

Yo sé que no están perdidos para siempre. 

Con profundo respeto y mucha paciencia adultos podrán volver a reconectarse consigo mismos. La Naturaleza sigue hablando sabiamente en sus cuerpos…

Y aunque no es sencillo aprender a escucharse desde una larga vivencia de desconexión, es lo que nuestro Planeta necesita.

Mi apuesta por una sociedad más consciente y respetuosa con la Tierra empieza por respetar a cada niño en su propia naturaleza.

Desde el acompañamiento consciente, los adultos tenemos en nuestras manos permitirles seguir en contacto consigo mismos y todo aquello que les rodea.

A veces imagino que llega el día en que los niños perdidos dicen basta.

Basta a esta sociedad que los tenía aislados de sí mismos y los regalos de la Madre Tierra.

Miran a los ojos a los adultos que les acompañan y se van saltando, para meterse sin botas de agua en charcos y ríos… Y llenarse de piedras milenarias los bolsillos… (Pues en ellos ya no hay una voz interiorizada adulta que habla todo el tiempo de suciedad, ni de enfermedad o peligro)… Y suben a longevos árboles para secarse y contemplar desde allí el cielo y guiñarle un ojo al sol, sabiéndose poderosos como dragones… Sabiéndose despiertos y profundamente unidos a todo lo que les rodea…

Es entonces que amarán la Tierra y que la Tierra estará en buenas manos.

 

Cristina Romero

 

« Previous Entries